Inicio General Operación de hernia inguinal

Operación de hernia inguinal

Por -
0

En el caso de los adultos, se debe realizar una operación de hernia inguinal cuando:

  • La Hernia contiene una porción de intestino afectando la alimentación de la sangre (hernias estranguladas), estas requieren cirugía de emergencia.
  • Hernias que contienen un bucle atrapado del intestino (hernias encarceladas) deben ser reparadas lo antes posible para evitar la estrangulación. La cirugía podría programarse cuando sea conveniente si la estrangulación no parece probable.
  • En adultos sanos, las hernias que se pueden reintroducir en el abdomen y no están causando molestias o dolor pueden ser reparadas cuando sea conveniente. En algunos casos, pequeñas hernias indoloras puede que no necesiten mucha atención.

hernia inguinal

Aquellas personas que presenten las siguientes condiciones podría no necesitar una operación de hernia inguinal:

  • Las personas con enfermedades crónicas pueden decidir no hacerse una cirugía de hernia inguinal si estas no están encarceladas o estranguladas. Por lo general, la cirugía es adecuada para reparar la hernia, pero el equilibrio entre la decisión o no de realizarla influirá mucho con su calidad de vida, tome en cuenta qué tanto le está molestando la hernia y luego decida.
  • Las personas con cirrosis suelen tener líquido en el abdomen (ascitis), lo que aumenta la presión abdominal y hace que la hernia vuelva a aparecer después de haber sido operada. Algunos cirujanos aconsejan a las personas con cirrosis no someterse a una operación de hernia inguinal.
  • Los hombres que tienen extrema dificultad para orinar debido a un agrandamiento de la próstata tienen que solucionar este problema primero antes de someterse a una cirugía de hernia inguinal.
  • Las personas que han tenido tratamientos bajo radiación en el área de la ingle podrían tener una mala cicatrización y presentar mayor riesgo de que la hernia aparezca de nuevo.

Reparación laparoscópica de hernia inguinal

La reparación laparoscópica de hernia inguinal es similar a otros procedimientos laparoscópicos. Se aplica anestesia general, y se realiza un pequeño corte (incisión) en o justo por debajo del ombligo. El abdomen se infla con aire, de modo que el cirujano pueda ver los órganos abdominales.

Un instrumento iluminado y delgado llamado laparoscopio se inserta a través de la incisión. Los instrumentos para reparar la hernia se insertan a través de otras pequeñas incisiones en el abdomen inferior, posteriormente se coloca una malla para reforzar la pared abdominal.

Existen muchas cosas a considerar al decidir si debe hacerse una operación de hernia inguinal , como por ejemplo si su hernia está encarcelada o estrangulada y si tiene otras condiciones que deben abordarse antes de la cirugía para saber si lo más adecuado es realizarla.

Qué esperar después de la cirugía

La mayoría de las personas que se someten a la cirugía de reparación de hernia inguinal laparoscópica son capaces de irse a casa el mismo día. El tiempo de recuperación es de aproximadamente 1 a 2 semanas.

Es muy probable que pueda retomar las actividades normales luego de 1 a 2 semanas de la operación. El ejercicio vigoroso es recomendable hacerlo luego de 4 semanas.

Los estudios indican que las personas tienen menos dolor después de la reparación laparoscópica de hernia inguinal en comparación con la cirugía abierta.

¿Por qué se hace?

La reparación quirúrgica se recomienda para hernias inguinales que están causando dolor u otros síntomas y para aquellas hernias que están encarceladas o estranguladas. La cirugía de hernia inguinal siempre es recomendada en el caso de los niños.

La reparación laparoscópica de hernia inguinal puede no ser apropiado para personas que:

  • Tienen una hernia encarcelada.
  • No toleran la anestesia general.
  • Tienen trastornos como sangrado o púrpura trombocitopénica idiopática (PTI).
  • Está tomando medicamentos para evitar la coagulación de la sangre (anticoagulantes o anticoagulantes sanguíneos, como la warfarina).
  • Ha tenido muchas cirugías abdominales. El tejido cicatricial puede hacer que la cirugía sea más difícil de realizar a través del laparoscopio.
  • Tienen graves enfermedades pulmonares como por ejemplo enfisema. El dióxido de carbono utilizado para inflar el abdomen puede interferir con su respiración.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas extremadamente obesas.

La reparación laparoscópica de hernia inguinal normalmente no se realiza en niños, sin embargo, un laparoscopio puede ser utilizado durante la cirugía abierta para explorar la ingle en la parte opuesta de la hernia. Esto se puede hacer mediante la inserción del laparoscopio en el lado que se va a operar y mirando en el lado opuesto. Si está presente una hernia, el cirujano puede reparar ambos lados durante la misma operación.

¿Qué tan bien funciona?

La posibilidad de que una hernia inguinal regrese después de la cirugía laparoscópica oscila entre 1 y 10 de cada 100 cirugías realizadas.

La cirugía laparoscópica de hernia inguinal tiene las siguientes ventajas con respecto a la cirugía abierta de hernia inguinal:

  • Algunas personas prefieren la reparación laparoscópica, ya que causa menos dolor y son capaces de volver a trabajar con mayor rapidez en comparación con la cirugía abierta.
  • La reparación de una hernia recurrente es más fácil de realizar con las técnicas laparoscópicas en comparación que con las técnicas de la cirugía abierta.
  • Es posible comprobar y reparar una segunda hernia en el lado opuesto al momento de la operación.
  • Debido a que se utilizan incisiones más pequeñas, la laparoscopia puede resultar más atractiva por razones cosméticas o estéticas.

Riesgos

Algunas personas pueden necesitar una preparación especial antes de la cirugía, lo que disminuirá el riesgo de complicaciones. Estas son personas que:

  • Tiene un historial de coágulos de sangre en lo vasos sanguíneos grandes (trombosis venosa profunda).
  • Humo.
  • Toman grandes dosis de aspirina. La aspirina reduce la coagulación de la sangre y puede aumentar el riesgo de sangrado después de la cirugía.
  • Toman anticoagulantes (como la warfarina).
  • Tienen problemas urinarios severos, tales como los causados ​​por un agrandamiento de la glándula prostática.

Los riesgos de la reparación laparoscópica de hernia inguinal son los siguientes:

  • Los riesgos comunes de la anestesia general.
  • Dolor en los testículos o en el cable que transporta esperma desde el testículo al pene (cordón espermático).
  • Daños en el cable que transporta los espermatozoides desde los testículos hasta el pene. Esto podría afectar su capacidad de tener hijos.
  • Fluidos (seromas) o sangre (hematomas) en el escroto, el canal inguinal o los músculos abdominales.
  • Incapacidad para orinar (retención urinaria) o lesiones en la vejiga.
  • Infección en la malla o puntos de sutura .
  • Formación de tejido cicatricial (adherencias).
  • Lesión de los órganos abdominales, los vasos sanguíneos y los nervios.
  • Entumecimiento o dolor en el muslo.
  • Lesión en los testículos, causando la atrofia testicular (rara vez ocurre).
  • La recurrencia de la hernia (la malla podría ser demasiado pequeña para cubrir el área de la ingle o no ser engrapada correctamente).

Para pensar

La reparación de hernia laparoscópica es diferente de la cirugía abierta en lo siguiente:

  • La reparación laparoscópica requiere de varias incisiones pequeñas en lugar de una sola incisión de gran tamaño.
  • Si hay hernias en ambos lados, ambas pueden ser reparadas al mismo tiempo sin necesidad de una segunda gran incisión. La cirugía laparoscópica permite al cirujano examinar ambas regiones de la ingle y todos los sitios por defecto en los que podría existir indicio de hernia, además, el parche o malla se puede colocar sobre todos los posibles puntos débiles, lo que ayuda a prevenir que la hernia vuelva a aparecer en el mismo lugar o en un lugar diferente.
  • La anestesia general es necesaria para la reparación laparoscópica, la reparación de hernia por cirugía abierta se puede realizar bajo anestesia general, espinal o anestesia local.
  • La reparación laparoscópica de una hernia es más costosa que la cirugía abierta debido a que dura un poco más de tiempo y al costo de la tecnología laparoscópica.

Cirugía abierta de hernia inguinal (Herniorrafia, Hernioplastia)

Para la cirugía abierta de hernia inguinal, se realiza una sola y gran incisión en la ingle. Si la hernia sobresale de la pared abdominal (hernia directa), el bulto se empuja de nuevo hacia su lugar. Si la hernia se va por el canal inguinal (indirecto) o bien se echa hacia atrás, se une o se retira.

El punto débil en el músculo de la pared, donde sobresale la hernia tradicionalmente es reparado al coser los bordes del tejido muscular sano (herniorrafia). Esto es apropiado para hernias más pequeñas que han estado presentes desde el nacimiento (hernias indirectas) y para aquellos tejidos sanos, donde es posible utilizar puntos de sutura sin la adición de tensión en el tejido. Sin embargo, el enfoque quirúrgico varía dependiendo de la zona de la pared muscular que va a ser reparada y las preferencias del cirujano.

Los parches o mallas de material sintético están siendo ampliamente utilizados para este tipo de cirugías, (hernioplastia). Esto es especialmente recomendado para aquellas hernias que reaparecen y para las más grandes. Los parches se cosen sobre el área debilitada en la pared abdominal después que la hernia es empujada hacia su lugar. El parche reduce la tensión en la pared abdominal debilitada, reduciendo el riesgo de que la hernia reaparezca.

¿Qué esperar después de la cirugía?

La mayoría de las personas que se someten a cirugía de reparación abierta de hernia son capaces de ir a casa el mismo día. El tiempo de recuperación es de aproximadamente 3 semanas.

Es muy probable que pueda volver a la actividad normal después de 3 semanas, para realizar ejercicio extenuante debe esperar hasta unas 6 semanas después de su recuperación.

¿Por qué se hace?

La reparación quirúrgica se recomienda para hernias inguinales que están causando dolor u otros síntomas y para las hernias que están encarceladas o estranguladas. Esta cirugía siempre se recomienda en el caso de presentarse hernia inguinal en niños. A los bebés y a los niños se les suele realizar la cirugía abierta para reparar la hernia inguinal.



Sin comentarios

Dejar un comentario