Inicio General Operación de hemorroides

Operación de hemorroides

Por -
0

En muchos casos, las hemorroides pueden pueden ser tratadas eficazmente con dieta, una buena higiene y algunos medicamentos. Sin embargo, cuando todo esto no es suficiente y las personas no responden a los tratamientos no quirúrgicos pueden experimentar un alivio a largo plazo si se realizan la cirugía.

hemorroides

Tipos de cirugía de hemorroides:

La hemorroidectomía

A la cirugía para extirpar las hemorroides se le da el nombre de hemorroidectomía. Durante una hemorroidectomía, el médico realiza incisiones alrededor del ano para cortar las hemorroides.

Las Personas que se someten al procedimiento pueden recibir anestesia local (el paciente está despierto pero relajado durante el procedimiento, pero el área a operar se hace insensible) o anestesia general (el paciente dormirá durante todo el procedimiento).

La hemorroidectomía es generalmente un procedimiento ambulatorio y los pacientes suelen volver a casa el mismo día después de realizada.

Mientras que la cirugía generalmente alivia el dolor, inflamación, sangrado y picazón causada por las hemorroides, una desventaja de este procedimiento es que las incisiones se realizan en una zona muy sensible y puede requerir puntos de sutura, lo cual puede hacer que se sienta sensible el área y con dolor.

Procedimiento para Prolapso de Hemorroides (PPH)

El PPH es un procedimiento mínimamente invasivo para tratar las hemorroides y/o el prolapso, una condición en la que las hemorroides o tejido del ano se desliza hacia abajo por el canal anal. Durante el PPH, un dispositivo similar a una grapadora se utiliza para cambiar la posición de las hemorroides y cortar su suministro de sangre. Sin sangre, las hemorroides al final se marchitan y mueren. Con este procedimiento se remueve la hemorroide en donde hay un menor número de terminaciones nerviosas, reduciendo así el dolor.

Los beneficios de la PPH incluyen:

+ Menos dolor.

+ Recuperación más rápida.

+ Menos sangrado y picazón.

+ Menos complicaciones.

Otras alternativas para tratar las hemorroides:

Otras opciones de tratamiento mínimamente invasivo para reducir el tamaño de las hemorroides o su eliminación incluyen:

+ Láser: Un láser con precisión especial se utiliza para quemar el tejido hemorroidal.

+ Ligadura con banda elástica: Se coloca una banda de goma alrededor de la base de la hemorroide para cortar el suministro de sangre y así eliminar los tejidos. Esto se hace en un área que tiene menos recepción de dolor, con el objetivo de que sea menos dolorosa.

+ Escleroterapia: Se inyecta una solución química alrededor del vaso sanguíneo, la cual destruirá la hemorroide.

Aunque estos procedimientos mínimamente invasivos pueden causar menos dolor y menos complicaciones, la hemorroidectomía podría ofrecer mejores resultados a largo plazo. Hable con su médico para determinar qué procedimiento es el adecuado para usted.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de hemorroides?

La cirugía de hemorroides es muy común y se considera segura, sin embargo, cada cirugía tiene algunos riesgos, incluyendo:

+ Sangramiento.

+ Infección.

+ Reacción a la anestesia.

Además, los pacientes pueden tener algunos problemas para orinar debido a que el dolor después de la cirugía dificulta la relajación e impide que la orina fluya.

El esfínter anal puede dañarse durante la cirugía, lo que puede dar lugar al dolor y/o incontinencia fecal.

La incontinencia fecal es la incapacidad de controlar los intestinos, lo que puede dar lugar a la emisión involuntaria de heces o gases.

Tratamiento del dolor después de la cirugía de hemorroides

El dolor es la queja más común después de la cirugía, sobre todo durante la defecación. Suelen recetarse medicamentos para el dolor, incluyendo acetaminofén (como Tylenol) y/o ibuprofeno (como Advil o Motrín), estos proporcionarán un poco de alivio al dolor.

No tome ningún medicamento sin la aprobación de su médico. Los baños con agua tibia también puede ayudar a reducir el dolor. Tomar laxantes puede hacer que los intestinos trabajen mejor, lo que le ayudará a evitar el esfuerzo y el estreñimiento, el esfuerzo para defecar puede conducir a una recurrencia de las hemorroides.

En la mayoría de los casos, la recuperación puede durar unas 2 semanas luego de la hemorroidectomía, mientras que en otros, puede que tome de 3 a 6 semanas.

¿Qué tan efectiva es la cirugía de hemorroides?

La cirugía de hemorroides es eficaz en la mayoría de los casos. Sin embargo, es importante ingerir una dieta alta en fibra, mantener una buena higiene y evitar el estreñimiento, pues esto podría causar de nuevo problemas con las hemorroides.

¿Cuándo acudir a un médico si tiene hemorroides?

Si tiene hemorroides y presenta los siguientes síntomas, llame al médico inmediatamente:

+ Sangrado considerable.

+ Incapacidad para orinar.

+ Fiebre.

+ Incapacidad para evacuar.

¿Cómo puedo prevenir que las hemorroides vuelvan a aparecer?

La mejor manera de prevenir las hemorroides es mantener las heces fecales suaves para que pasen fácilmente y no se requiera de esfuerzo al evacuar. Ingerir una dieta y beber alimentos altos con contenido en fibra, además de tomar mucha agua (de seis a ocho vasos al día) puede ayudar a mantener las heces blandas y reducir el estreñimiento, aparte de reducir la necesidad de hacer un esfuerzo extra en el inodoro, todo esto reducirá el riesgo de desarrollar nuevas hemorroides.

Un suplemento rico en fibra agregará volumen a las heces y también puede ayudar a prevenir la recurrencia del problema, pregúntele a su médico acerca de la inclusión de este en su régimen alimenticio.



Sin comentarios

Dejar un comentario