Inicio Otorrinolaringología Operación de amígdalas

Operación de amígdalas

La amigdalectomía se refiere a la extirpación quirúrgica de las amígdalas y es una operación que se realiza con anestesia general para adormecer la garganta en el caso de los niños y puede requerir anestésico local cuando se trata de adultos.

amígdalas

Después de la cirugía:

La cirugía en algunos casos puede ser ambulatoria pero en otros, se requiere de una estancia en el centro quirúrgico de por lo menos 24 horas.

Después de realizada la operación de amígdalas, se sentirá un fuerte dolor de garganta, y este generalmente dura varios días, esto puede afectar el sonido y el volumen de la voz de la persona y su capacidad para comer o beber, la persona también puede sufrir de mal aliento durante algunos días después de la cirugía, mientras que también existe un pequeño riesgo de sangrado después de la misma.

Un niño al que se le realiza una operación de amígdalas puede sentirse “fuera de sí” por un período de entre una semana y 10 días, pero si el infante se siente lo suficientemente bien, no hay necesidad de restringir sus actividades o tratar de mantenerlo en casa después de los primeros días.

¿Por qué se hace?

La amigdalectomía puede realizarse en los siguientes casos:

+La persona tiene episodios continuos o recurrentes de amigdalitis.
+Se repiten de forma continua episodios de faringitis estreptocócica en un solo año a pesar del tratamiento antibiótico.
+Los abscesos de las amígdalas no responden al drenaje o un absceso simplemente no desaparece, además de otros síntomas relacionados que pueden sugerir una operación de amígdalas.
+Cuando la amigdalitis causa un olor fétido persistente o mal sabor en la boca y este no responde al tratamiento antibiótico.
+Se necesita una biopsia para evaluar una sospecha de tumor en la amígdala.
+Más que todo en los niños, las amígdalas son tan grandes que afectan la respiración durante la noche, y a esto se le llama apnea del sueño.

Tener unas amígdalas grandes no es una razón para realizar una amigdalectomía, a menos que estén causando uno de los problemas mencionados anteriormente o que estén bloqueando la vía aérea superior, causando así apnea del sueño o problemas en la alimentación.

¿Qué tan bien funciona?

En los niños cuyas amígdalas son eliminadas, las infecciones de garganta suelen ser menos recurrentes, y estarán aún más protegidos en contra de otras infecciones como estreptococo durante por lo menos 2 años. Sin embargo, con el tiempo muchos niños a los que no se le aplica la cirugía también tienen menos infecciones de garganta.

Los adultos que  poseen sus amígdalas y han tenido estreptococos no suelen sufrir infecciones en mayor cantidad que los que si han recibido la operación, y los adultos a los que se le ha practicado normalmente tienen menos dolores de garganta.

Para Pensar:

Antes de tomar una decisión en relación a esta operación debería pensar lo siguiente:

+¿Cuánto tiempo un niño falta a la escuela a causa de las infecciones de garganta?.
+¿Cuánto estrés y molestias causan la enfermedad sobre la familia?.

Los riesgos de la cirugía también deben sopesarse y compararse con los riesgos de dejar las amígdalas, en algunos casos en los que las infecciones por estreptococos persisten, y especialmente si hay otro tipo de complicaciones, la operación de amígdalas puede ser la mejor opción.

Algunas personas piensan que la eliminación de las amígdalas puede afectar el sistema inmunológico, pero todas las investigaciones indican que esto es falso.



Sin comentarios

Dejar un comentario